domingo, 20 de diciembre de 2015

PAPEL - TINTA Y ESTAMPA.

LOS PAPELES PARA LA ESTAMPACIÓN CALCOGRÁFICA
Los papeles para la estampación calcográfica (calcografía: arte de estampar con láminas metálicas grabadas) deben ser resistentes, flexibles, estables. Además, deben ser gruesos o sea de gramaje no inferior a 160 grs/m2 y estar fabricados con poca cola, los mejores papeles para el grabado son los fabricados a base de trapos de algodón o una mezcla con fibra de algodón y lino.
El proceso para la obtención de la hoja de papel
Se hacen macerar en agua los vegetales. Éstos deben tener un alto contenido en celulosa. Este proceso puede durar varios días hasta eliminar completamente las materias orgánicas y conseguir que sólo quede la fibra, se puede acelerar añadiendo componentes químicos y calentando el recipiente. Luego, las fibras se depositan en una pila holandesa que se encarga de triturar las fibras, dejándolas a la longitud deseada. Se deja en el fregadero hasta obtener una masa o pasta de papel que se mezclará con agua. Con un molde o forma, que es un marco de madera con un entramado o tejido compuesto de hilos verticales y horizontales, actúa de filtro y deja escurrir el agua mientras retiene la pasta. Sumergido el molde en esta solución queda depositada en la superficie del mismo una fina capa de pasta de papel que después del prensado, encolado y secado se convierte en una hoja de papel.
Industrial mecánico fabricado en continuo
Este tipo papel se empezó a fabricar a principios del siglo pasado. Con este sistema están fabricados los papeles de las grandes marcas que se encuentra en el mercado: Arches, Rives, Hahnemühle, Creysse, Fabriano, Somerset etc. Son papeles de gran calidad y cada marca queda determinada por la proporción de fibras que incluyen en su elaboración.                  
Características del papel
Las fibras son los pequeños filamentos de materia vegetal que se utilizan en la elaboración del papel. Pueden ser largas o cortas, lo que determinará las cualidades elásticas del papel. Los papeles de fabricación industrial tienen las fibras en el mismo sentido, el papel hecho a mano no. Esta característica se debe tener en cuenta a la hora de estampar grabados con incisiones o relieves pronunciados.
El gramaje es la cantidad de pasta de papel que lleva la hoja por m2. Se especifica en gramos por m2. El gramaje generalmente nutilizado para grabado es de 240 a 300 gr/m2.
La filigrana o marca al agua es la señal del fabricante, pero también puede ser del editor o del autor de la estampa. Se puede ver si miramos el papel a contraluz. Cuando estampamos debemos procurar que esté colocada de manera que se pueda leer, preferentemente en la parte inferior de la estampa.
Las barbas son el acabado irregular de la hoja de papel. Puede ser natural (papel hecho a mano) o simulado (papel continuo). Es la parte de pasta que queda depositada en los laterales de la forma en el proceso de fabricación del papel.
La textura de los papeles varía desde muy lisa hasta muy rugosa. A la hora de seleccionar un tipo de papel u otro, se debe tener en cuenta la obra a estampar. Grabados de trazo muy vigoroso y mordidas profundas se prestarán más a papeles rugosos o muy rugosos y para trabajos sutiles y de mucha definición escogeremos papeles más lisos.
El color de los papeles para grabado es variable. En el mercado se puede encontrar una amplia gama de tonos y colores de un blanco óptico a blanco natural, marfiles y verdosos; también los podremos encontrar de color crema, gris y negro, según el fabricante. 
El PH del papel, es el grado de ácido que contiene el papel. Normalmente los papeles de calidad para grabado tienen un ph neutro. La acidez es uno de los factores que determinan la estabilidad del papel al paso del tiempo, otro factor es la calidad de la materia prima en la elaboración. A parte de las condiciones medio ambientales.
El tamaño antes de que se normalizaran las medidas del papel industrial, cada país tenía sus propias medidas. En el mundo del grabado aún se conservan y según el país de origen del papel éste tendrá un nombre y unas medidas características. 

Algunos ejemplos
Características del papel para grabado Velin de Arches:
Se trata de un papel con composición 100% algodón, que es fabricado en forma redonda, papel sin ácido y con reserva alcalina. Su aspecto presenta barbas en sus cuatro lados y filigrana del fabricante.
Aplicaciones Velin de Arches: todas las técnicas de edición de arte como la litografía, grabado en madera, el grabado en dulce, serigrafía, linograbado y fototipia.

Características del papel Super Alfa:
Se trata de papel compuesto en un 60% por fibras algodón, presenta marca al agua y barbas por los 4 lados. Esta fabricado en forma redonda. Encolado y de superficie rugosa. pH>7. Ideal para las técnicas de grabado al buril, aguatinta y aguafuerte. Impresión.


http://www.manualdegrabado.com/ES/papeles.html

PROPIEDADES DE LA TINTA DE GRABADO

La tinta posee una serie de propiedades, clasificables desde el punto de vista de la física, la química y la reología. Esta última se refiere a aquella parte de la física que estudia las deformaciones de los cuerpos en función de las tensiones aplicadas y del tiempo de actuación de las mismas.
Del primer grupo destacaremos las cualidades ópticas tales como el tono, la intensidad, la transparencia y el brillo que afectan, esencialmente, a la estética de la estampa. La química andará siempre presente en el proceso, causando a veces reacciones indeseadas en lo que respecta al color y al calor: como ejemplo el cambio cromático que se produce en algunos pigmentos en contacto con ciertos metales cuando se trabaja aplicando calor en la chofereta. Del tercer grupo van a sobresalir la viscosidad (también llamada cuerpo) y el tiro o mordiente; la primera se refiere al espesor, a su consistencia o fluidez, y la segunda, al grado de adherencia, a la calidad de “pegajosa”, o más técnicamente, de glutinosa. Estas dos características están muy relacionadas entre sí e influyen considerablemente en la calidad de la transferencia.

La viscosidad puede ser medida mediante un viscosímetro, un recipiente que tiene un orificio de tamaño conocido en el fondo. La velocidad con que el fluido sale por el orificio es la medida de su viscosidad. Por otro lado, el grado de tracción de una tinta con respecto a un papel se valora mediante unas ceras numeradas que se aplican a la hoja, determinando así su resistencia (ceras Deninnson). Tanto el uno como las otras otro son utensilios más propios del ámbito industrial que del artístico.
Por último, la tixotropía, también definida como falso cuerpo, consiste en la fluidificación de la tinta mediante agitación, volviendo por sí misma al estado coloidal cuando se deja en reposo. Ésta es uno de los motivos por el que algunos estampadores estén batiéndola durante largo rato. La tixotropía -del griego tisis, tacto, más tropo, vuelta- es una propiedad de los geles que al ser agitados o batidos ganan en fluidez, volviendo autónomamente al estado coloidal cuando se les deja en reposo. Un coloide es un cuerpo (pigmento) que disgregado en un fluido (aceite) aparece como disuelto debido a la extremada pequeñez de sus partículas, pero nunca se difunde con el solvente. Antepóngase este vocablo al de cristaloide que sí alcanza disolución con el medio en el que se envuelve. Son términos que más comúnmente se conocen como emulsión (o dispersión) y solución.

Uno de los corolarios de estas propiedades es la longitud de la tinta, la fluidez o descuelgue como le llaman en el ámbito de la impresión industrial. Se manifiesta por la elasticidad y por la propiedad de formar hilos más o menos largos cuando la recogemos con la espátula, necesitándose unas veces que esos hilos sean cortos, y otras, al contrario. Hablando en términos generales, se puede decir que se precisa mayor viscosidad (hilos más cortos) para la estampación en relieve o la litográfica que para la estampación calcográfica, pero esto ha de matizarse ya que dentro de una misma técnica surgen variaciones dependiendo del tipo de dibujo, de si es una tinta plana o está cargado de matices o de si las tallas son más menos profundas, por poner algunos ejemplos. También encontraremos que lo que vale para una situación, pensemos en una estampación litográfica de aguadas o una detallada xilografía (hilos cortos para evitar el emplastamiento de la imagen) será perjudicial en el tema de la absorción, pues si el papel es muy poroso o de mucho grano, es más conveniente una tinta fluida. Recuérdese que el ideal perseguido es un entintado que transmita el máximo de tinta en armónica coordinación con la técnica, la imagen y el tipo de papel, con el menor sufrimiento de la matriz y de la forma más eficiente para el estampador.
*Esta descripción corresponde a las tintas de grabado oleosas.

http://tecnicasdegrabado.es/2009/propiedades-de-la-tinta-de-grabado


LA FIRMA Y NUMERACIÓN DE ESTAMPAS

Las primeras estampas que llevaron alguna información sobre sus autores datan del siglo XV cuando el grabado, poco a poco, comenzó a identificarse a través de anagramas e indicaciones sobre el artista que creó la imagen, el editor o el mismo grabador (pinxit, delineavit, fecit, excudit, sculpsit…)
Hacia 1880, cuando los medios de reproducción fotomecánica comienzan a desarrollarse, se hizo aconsejable que los grabadores firmasen cada uno de los ejemplares que realizaban. Esta firma suele hacerse con lápiz, poniendo una numeración debajo de la imagen a la izquierda,  la firma a la derecha y el título (si lo hubiese) en el centro. El que se haga con lápiz, y no con tinta,  responde a dos motivos fundamentales: uno el de conservación, ya que se mantiene inalterable con la acción del tiempo, y el otro por razones prácticas para el artista, ante una posible rectificación en la numeración o en la firma.

Numerar las estampas es una práctica relativamente reciente que responde a motivos económicos y de control que nada tienen que ver con la calidad estética. Se realiza mediante una fracción en la que el numerador indica el número de la prueba y el denominador el total de la edición. Así, la 44/125 es la estampa cudragésimo cuarta de una edición de 125 ejemplares. Hay quien piensa que las  hojas que llevan los primeros números son las más valiosas, pero, aunque se pretende, este numerador no tiene por qué coincidir con el orden en que fueron estampadas. Esta idea procede de tiempos antiguos en el que se hicieron ediciones abusivas de planchas que siguieron siendo estampadas, incluso, sin permiso del artista quedando muy desgastadas por las sucesivas impresiones.Es cierto que las primeras estampas son las mejores, pero la actualidad las ediciones mantienen cierta “estabilidad” en la que todas, de la primera a la última, conservan un nivel de calidad similar. El artista con su firma es quien da fe de ello.
Los condicionantes que debía cumplir la obra gráfica original establecidos en el Congreso de Viena en 1960, eran: que estuviese hecha por el artista, firmada y numerada, estampada por el artista o estampador profesional, destruida la matriz original al finalizar la edición y que las estampas nunca fuesen reproducciones de otros cuadros. Por  ejemplo una matriz puede ser cancelada mediante el rayado de la misma. Como esta medida es bastante traumática para el artista, también se suele troquelar o agujerear la plancha en un lugar discreto para advertir al coleccionista que las estampas son posteriores a la 1ª edición.
La numeración debe hacerse de la siguiente manera:
Supongamos una edición de 125 ejemplares. Se numerará  de la  1/125 a  la 125/125 . De esta forma, aparte del control económico que supone conocer el número de estampas, puede situarse que la  45/125  fue adquirida por … o se encuentra en…
Existe la variante con numeración romana, por ejemplo 25 ejemplares que se realizan en diferente papel, se encarpetan de distinta manera…. Es una edición, por regla general menor y más lujosa, también llamada suite, que procediendo de la misma plancha quiere distinguirse del resto. Iría numerada de la  I/XXV hasta la XXV/XXV. Todo ello debe quedar registrado en una ficha en la que se indiquen las características técnicas de la obra y las características de la serie donde aparezca el número de ejemplares. Deben incluirse TODAS las pruebas realizadas.
La Prueba de Artista, escrita  P/A corresponderá siempre al  10% de la edición.

Las pruebas de estado, escritas P/EI;P/E II; P/E IIIetc, son aquellas que realiza el artista para ir viendo la evolución de su plancha, son únicas por lo que tienen un gran valor para los coleccionistas. Hay pruebas de estado de planchas de Picasso realmente impresionantes: si lo normal es que cada P/E funcione casi como un boceto,  en la que la prueba posterior siguiente arrastra algo de la anterior, en el caso que hablamos cada estampa es muy distinta a la otra. 
Prueba de ensayo. Escrita Prueba de ensayo I, Prueba de ensayo II… Son aquellas en las que el artista o estampador, con la matriz ya finalizada, realiza pruebas para determinar el color, la característica de las tintas, el entrapado, el papel definitivo…etcétera: pruebas técnicas y estéticas de estampación que permiten sacar el máximo partido a la plancha. No deben confundirse con las pruebas de estado en las que sí se modifica la matriz.
Bon à Tirer, la buena para la tirada (edición se llama también tirada). Es aquella que servirá de modelo, de testigo, para toda la edición. Es tradición no escrita que corresponda al estampador. Se escribe Bon à Tirer, aunque también puede verse B.A.T o  P/F (Prueba final aquí en España). Tengamos en cuenta que el Congreso de Viena se realizó en francés y hay quien quiere traducir a los respectivos idiomas estas siglas. Comprensible y lícito, siempre que cada estampa quede bien identificada.
Hors Commerce o  H/C, puede aparecer escrita de ambas formas. Significa  prueba fuera de comercio, no punible, aquella que se exhibe o regala a organismo o institución. En inglés ha venido a llamarse  ExhibitionCopy, escrito E/C
Otras siglas que pueden encontrarse son  A.P.D.R. o C.P.R. Cum Privilegis Regis para proteger a las estampas de la censura, o  A/L ó  Avànt la lettre ó Avànttout la lettreen estampas antiguas en las que aparecían texos normalmente impresos después de la imagen. Las pruebas de estado sin texto las Avant la lettre indican que fueron las primeras en estamparse. En la actualidad no es una práctica muy común, pero si la encuentras advierte sobre el derecho que se reserva el artista para realizar futuras ediciones fotomecánicas, por ejemplo cuando una obra va a ser realizada como cartel.
El grabado de interpretación o grabado de reproducción era realizado por un grabador con amplios conocimientos técnicos, pero poca calidad creativa, que trasladaba una imagen original a la plancha. Normalmente se trataron de buriles que cumplieron la función de imagen pre-fotográfica. “En el último cuarto del siglo XV, los artistas grabadores comienzan a abandonar su anonimato incluyendo sus iniciales en sus producciones. Con posterioridad introducen una mezcla de iniciales y símbolos, que llegarían a constituir monogramas. Otros grabadores utilizaban anagramas, hasta que poco a poco pasaron a firmar con el nombre completo, lo que se denomina firmar in extenso. Pero algunos autores no firmaban sus obras, o su nombre quedaba al revés al estampar la imagen.

http://tecnicasdegrabado.es/2009/numeracion-de-estampas




No hay comentarios:

Publicar un comentario